Trocadero Marbella 24 - Industriales A 38

Visto: 27

8:50 de la mañana: Atocha. A cuentagotas vamos apareciendo todos los jugadores. Caras de sueño, bostezos, pero muchas ganas de jugar un partido definitivo. Momento de arreglar los errores cometidos hasta el momento, jugar nuestro rugby y darle mucha caña a los andaluces. Y, efectivamente, no íbamos a jugar en el estanque de las tortugas, nos quedaban bastantes horas para llegar al campo, un tanto más al sur, ¡en Marbella!

Entre partidas de mus, siestitas, y la legendaria libreta de las jugadas de Andrés, nos pusimos en un salto en Marbella. Contra todo pronóstico nos acompañaba el tiempo, y el diluvio universal que nos esperábamos resultó ser una agradable mañana, fresca y húmeda, perfecta para jugar.

Embutidos en un autobús en el que se dudaba que estuviera hecho a talla de primeras, pronto estábamos en el campo. Activación.

El tiempo seguía con nosotros y el campo, aunque embarrado, mucho mejor de lo esperado. Íbamos viento en popa, todo marchaba.

Una vez todos en metidos en el partido, se vendaron los que se tenían que vendar, Gabi y Reneses se tomaron la poción de Panoramix, y estábamos dentro, motivadísimos con el mejor y más energético speech del capitán.

Sacamos de centro, y Wayne, con su pierna mágica pone la bola donde quiere. Se le cae a los locales; touch nada más empezar. Como la mayoría, ganada. Aún calentando los motores, la defensa del Marbella se adelanta de más, patada en 22, minuto dos y 3 puntos por encima.

Nadie se confía, para nosotros el marcador sigue a cero.

Penetramos bien en ataque, la defensa es sólida, pero no conseguimos llegar a su zona de marca. Pasan los primeros diez minutos y el marcador se mantiene. Minuto 11, melé en su 5. Las cosas se empiezan a calentar. Empiezan los empujones, empieza la parte más complicada del partido, la mental. Poco a poco nos van calentando; nos hablan, nos increpan... Todo el mundo tiene algo que decir. La grada no ayuda a destensar el partido. Pese a todo, seguimos peleando, peleando con rugby, sin salir de su campo.

De nuevo, nos regalan otros 3 puntos, con otro golpe que Wayne mete sin problema. Con la cabeza aun puesta en esta deliciosa patada, se nos cuela su número 8. Se ponen uno por encima pero esto aún acaba de empezar. La tensión crece.

El campo cada vez se embarra más, con nuestros cutres tacos de césped artificial las melés se complican.

Patea el zaguero del marbella. La recibe Andrés, se va de uno, de dos,.. al suelo. Ruck, bien limpiado. La abre Erades, pero un centro del Marbella se adelanta y la intercepta. Otro ensayo en contra. 14-6.

Minuto 27, aleup de Herades perfecto (e inesperado), entra Gabri atravesando la línea de defensa. De nuevo nos ponemos cerca. 14-13.

La defensa es dura. Las cosas se ponen intensas. Golpe de castigo de Indus en nuestra 22. 3 puntos para Marbella, seguimos con un rifi-rafe constante.

Minuto 33. Un árbitro de paisano se mete hasta el centro del campo para decirle al árbitro de verdad que nuestro jugador-fisio Nemo no está en la banda que debería. Nemo, obediente, vuelve a donde le corresponde, la grada aplaude orgullosa al buen hombre inesperado.

Melé en nuestra 22, minuto 37. Telmo se hace daño en el cuello. Se para el juego, pero como no, se levanta y sigue, se mantiene el 15 inicial.

Como decía la tensión es constante. El número uno del Marbella parece que tiene hambre, y se lleva puesto a Erades diez metros, sin querer soltarlo cuando el árbitro pita. La cosa se calma y el partido sigue, cinco minutos para acabar la primera parte. Del golpe, vamos a touch. Como siempre perfecta. Bajamos a maul, y mientras el capitán del Marbella se queja, nos ponemos otra vez por delante. 17-18.

Con este resultado nos vamos al vestuario. La mitad está hecha, pero aún queda mucho por jugar.

4 minutos de primera parte. Placaje un poco guarro a Gabri,no le dejan levantarse. Erades, sin pensárselo un segundo, acude en su ayuda. Le costó diez minutos. Aun así, con un jugador menos en el campo, seguimos peleando duro, y mantenemos el marcador.

Toca defender, defender y defender. Cada vez la cosa se pone más intensa: 24-18; patada de Wayne, 24-21.

Minuto 18 de la segunda parte, Fanie y Gabi destrozan a un delantero andaluz en un placaje que creíamos que le había costado la rodilla. Placaje a placaje seguimos defendiendo, sin salir de nuestro campo, pero sin dejarles entrar a ellos tampoco en zona.

Entran los pulmones frescos; Garrán (por un diagnóstico médico bastante dudoso), Zas, Pattrick y Silva más tarde.

Contra ruck de Pattrick; se lanza. Amarilla, sale Zas y entra Eggmilio.. que diga.. Carlos, Eggmilio se queda en el banquillo.

Quedan solo 10 minutos de partido y aguantamos a tres por debajo. Otra patadita de Wayne nos deja a 24 iguales. Último esfuerzo. Rompe Nico Petros, tiene a 3 tíos encima, pero saca fuerza de donde no la hay y se libera de los brazos que lo rodean, para dar el pase definitivo. Estamos 7 por encima, quedan cinco minutos. Seguimos dándolo todo hasta el final, para quedarnos en un 24-38 ideal.

Fue un partido duro, intenso y muy psicológico, pero aún así, ganamos. Muchos kilómetros nos desplazamos para que pudiera pasar cualquier otra cosa.

Después de una rica paella de tercer tiempo; cansados exhaustos pero con el sabor del deber cumplido, volvimos a casa.