Industriales C vs Sanse Scrum, por Toñas

Visto: 192

Estupenda jornada de rugby en el Cantizal, pero ¿y cuando no lo es? Por suerte este domingo las nubes se retiraban, y el sol hacía acto de presencia elevando la temperatura. Pollo, Koala, Perotas, Prima, Nemo, Viñuela, Jokin y Porce como delanteros, con Osama moviendo la batuta.

Pato, Matías, Magú, Bean, Sopas y Jagger de tres cuartos. En el banquillo, Saquito, Guti, Rorro, Magui, Bellete, Toñas, Andrés y Ramón. Y Andy, como no. Con Hans como incombustible delegado y Ramón y Caza ejerciendo de entrenadores, o eso decían. Y la arenga de Ramón y Osama en el vestuario hizo su efecto. Por supuesto y como siempre, nos acordamos de los que no pudieron estar. Los 15 de indus que estaban en el campo parecían gorilas en celo, y tenían un objetivo muy claro. Como entre caballeros sobran las palabras, le dejo al respetable que las elija. 20 o 30 minutos muy intensos y largamente alabados en el tercer tiempo. En los primeros compases de partido, una touch a favor que atrapa Nemo, un buen maul montado y un ensayo de Porce. No contentos con eso, al poco Magú tiene la buena puntería de colocar una patada casi en las manos de Jagger, que tras unos juegos malabares, agarra el balón y lo planta tras la línea de ensayo. Mismo estilo de juego, pero a un ritmo más lento –lo justo- nos lleva a una gran jugada de tres cuartos donde el balón vuelve a caer en las manos de Jagger. Como Pato en las 2 primeras oportunidades no tuvo buena fortuna, consideró oportuno dejar el balón bajo palos. Y al poco se llegó al descanso, con 17-0 a favor, y la mejor parte del partido estaba aún por llegar.

 

La segunda parte empezamos a medio pistón, y se notó. Porce expulsado y dos ensayos en contra (uno de ellos transformado) nos hicieron reaccionar. Y la segunda parte se convirtió en un toma y daca que probablemente hizo las delicias de la grada. Tras un gran avance y unas buenas jugadas de delantera, Ramón rompe la línea de su defensa cual Miura para tirarse con el balón bien agarrado justo bajo sus palos. Regalo que Osama no desaprovecho y anotó otros dos puntos al marcador. Pero Sanse, noble rival, no se iba a dejar doblegar, y respondió con otro ensayo. Mucho movimiento arriba y abajo del campo, y Nemo consiguió devolvérsela de nuevo con otro ensayo, con transformación incluida. Pero el vaivén de ensayos no termino ahí. Sanse aun tenía algo que decir. Ensayo y transformación. Y nos lo habíamos ganado, es lo que ocurre cuando nos dedicamos a hablar al árbitro en vez de a jugar. Pero como el movimiento se demuestra andando, (o corriendo preferiblemente) cercanos ya al pitido final y con una gran conexión entre Osama, Magú y vuelta a Osama, este ultimo decidió que había corrido poco y se marcó una carrera desde el centro hacia la banda para terminar en ensayo. Y cual Juan Palomo, siete puntos más al marcador. Tras la patada, el pitido final, y 38-24 en el marcador.

 

Podría recordar a muchos de nuestros jugadores, pero lo resumiré en que Bean alcanzó en MVP por unanimidad tras una gran defensa durante todo el partido, incluyendo un ensayo anulado al rival.