Alcalá B vs Industriales C, por Obiwan

Visto: 172

Todo comenzó con el preparatorio para la Final del Mundial, bueno ya sabemos que no pero para nosotros todo partido es importante y para disfrutar (así que vamos a centrarnos). El día era ideal, el típico que hace algo de frío,

nublado y con el público asistente en nuestra contra, de esos que vas con ganas de placar y disfrutar del juego, sin contar la necesidad de entrar en calor a base de golpes.   El equipo al completo, cuando ya estuvo preparado, saltó al campo con la mentalidad puesta en el calentamiento.

Tan concentrados en el partido, con enfrentamientos entre nosotros por las ganas, por el deseo de luchar. Y al canto de “Un, dos, tres, al escondite inglés” Osama nos dio el toque particular del C, luchar y divertirse.  

Comienza el partido, sabiendo que tendríamos que trabajarlo, dejarte hasta el último aliento… De repente en el minuto 10 de partido el genial Gabri (no sabemos que se toma) coge la sexta marcha y recorre más de medio campo por banda para acabar ensayando bajo palos. Estas cosas no se ven todos los días y no iba a ser el único, tampoco os creáis.

Con transformación de nuestro capitán Osama incluida.   A partir de aquí nos relajamos un poco, está mal que lo diga pero fue lo que pasó y toco currar a la delantera a base de scrum y maul. Era una delantera que iba mentalizada y nos fue comiendo terreno hasta que nos encajaron ensayo con su transformación en el minuto 15, por parte de uno de sus pilieres. Pero la cosa no acabó ahí, ya que tocó seguir defendiendo durante quince minutos (minutazos) para que no tomaran el control del partido.   Poco a poco fuimos recuperamos el ritmo del partido, pudiendo hacer frente a su scrum, aunque teníamos problemas a la hora de sacar adelanta las line. Y en una jugada digna de un torero, Bellete hace avanzar el ataque, para que al volverle la pelota de un ruck marque el siguiente ensayo a nuestro favor (minuto 24) con la transformación de Osama. 

En la segunda parte, salimos a comernos al contrario. Lo que se tradujo en un ensayo en el minuto 47 del corro-aunque-me-muera-de-gripe Osama, que no pudo transformar luego. Se produjeron los cambios de Koala por Barroso y Trevi por Obiwan.  

El marcador se abulto más con un monopolio del Osama, que tenía “gas” para rato y marco dos ensayos con una diferencia de pocos minutos, consiguiendo transformar uno de ellos (alrededor del minuto 60). Siguió un juego rocoso de delantera y salió Saquito por Guti.   El juego continúo siendo de trabajar y pelear de delantera, con escapadas de nuestros tres cuartos al llegarles el balón y la guinda del pastel fue ver entrar en el terreno de juego del Hijo-del-metal (Guillermo) después de tanto tiempo.   En líneas generales, fue un partido de pelear cada balón, no dejarnos comer la moral y tirar hacia delante, sin miedo a nada ya que nos cubríamos entre nosotros. El resultado final fue de 14 – 31 y muy merecido por todos y cada uno de los integrantes.      

Y ya para finalizar, el momento estrella lo marcó Andy con sus 5 minutos de juego, con placajes muy bien hechos y un ensayo suyo. ¡Imparable!